Carta
  Bodega

Ya don Quijote daba a Sancho Panza, en el cáp. 43 de la segunda parte del Quijote, entre otros consejos los siguientes:

«No comas ajos ni cebollas porque no saquen por el olor tu villanería. [...] Come poco y cena más poco, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago. Se templado en el beber, considerando que el vino demasiado ni guarda secreto ni cumple palabra».